…from Iñaki to Memphis…

                                                                                                                                                                  

                                    Utilizo el título de uno de los mejores discos del Rey del Rock. Es la mejor forma que tengo de decir que estuve allí,
                                    y de que acabo de llegar de los Estados Unidos. De buscar y de encontrar un sueño, la fuente, el sonido, una forma
                                    de vida en una tierra diferente. Este ha sido mi viaje, un viaje que empezó el año pasado en Lisboa y que aún no doy
                                    por concluido. a pesar de haber vuelto de una ciudad, New York, increíble, que se deja descubrir y seducir al ritmo
                                    que tu quieras y le impongas…Regreso de cruzar los estados de New Jersey, Pensylvania, Maryland, Virginia y
                                    Kentucky, para llegar, a ese Edén, lleno de lagos y afluentes de río Mississippi, que es la tierra del estado de Tennesse.
                                    He vivido aventuras, de todo tipo, en el Harlem, en el Village, en grandes carreteras desiertas flanqueadas por viejos
                                    coches destrozados y con ciervos  a uno y otro lado de la mediana…
                                    He estado en Memphis, cuna del Rock and Roll.. En lo míticos estudios Sun, donde sudaron sus primeros discos,
                                    los primeros "bluesman", donde se parió el Blues del Delta y el mejor rock, donde se grabaron algunos de los mejores
                                    discos de la Historia. He tocado los micrófonos donde grabaron Roy Orbinson, Johnny Cash o Elvis Presley, recorrido
                                    sus calurosas y húmedas calles. He presentado mis respetos ante la tumba del hijo predilecto de la ciudad: el Rey del
                                    Rock, y el artista más grande que jamás haya existido: Elvis Presley. Antes, me enfrente a auténticos "crossroads",
                                    a la ley del más fuerte, hasta llegar a la fuente, Nahsville, y se como suena, he recorrido sus calles, sus locales,
                                    su calor y su gente. También he dormido en esos moteles de mala muerte donde nunca llevarías a la chica de tu vida,
                                    con las puertas de sus habitaciones llenas de marcas de pelea, los mismos moteles donde podría haber encontrado a
                                    Carver o Sheppard. He recorrido dos mil millas por todo tipo de carreteras y ciudades, he vivido el orgullo del Sur y
                                    el ideal "yankie". Y ahora puedo entender la grandeza de un país afortunado, y de sus gentes. Puedo hablar de muchos
                                    tipos de americanos, de muchas razas y de más culturas. He podido notar las "secuelas" del liberarismo y el capitalismo
                                    económico extremo en EEUU. Pero también, ahora, puedo entender, con otro sentido, el significado de "Born to Run"
                                    de canciones como "Sweet virginia" porque, cerrando los ojos, aún puedo ver los distintos colores de sus atrdeceres.
                                    Puedo comprender, sin tener que imaginar ya, porque se pueden escribir temas como "thunder road" , o "working
                                    in the Higwaay.  Ahora se lo que es amar desde el otro lado del charco, saber que estas viviendo una aventura y no
                                    saber como puede acabar un camino, que solo tu mismo, has decidido empezar. Milla a milla, comiendote las distancias
                                     y los frenos en una huida hacía adelante a 70 m.p.r. Y se lo que es tocar, sentir, vivir un sueño, que fue el de muchos,                                      antes que el mío, y que ahora podré llevarlo siempre conmigo. Un sueño, que poco a poco iré desgranando a mi manera,
                                    con pequeñas notas y silencios como las que escribí sentado bajo la estatua que hay en la entrada norte de Central Park,
                                    del "padrino del Harlem", Duke Ellington. Por eso mismo, yo también "creo en mis sueños" porque, a veces, si crees en
                                    ellos, los puedes llegar a tocar.
                       
                        

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentarios. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a …from Iñaki to Memphis…

  1. Ainhoa dijo:

    … y leyendo esto… parece que sea yo la que ha estado alli..

  2. Iñaki Estévez Muñiz dijo:

    Me alegro de que te haya gustado, Ainhoa. En cuanto pueda subiré algún relato más del viaje, con sistios e historias más concretas..Besotes!

  3. Ainhoa dijo:

    ahi te veo! un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s