“El autobús de las ocho y cuarto”

                                                                               Bus stop por charlotteV.

                     Me levanto, con el tiempo justo, como siempre, después de haber pasado las últimas horas sobre la cama.
                     Con los ojos abiertos, mirando al techo que poco a poco se volvía más y más nítido, según iba amaneciendo
                    
y se iba colando algo de luz por la ventana de la habitación mal
cerrada., siempre esta mal cerrada. Siempre
                     se cuela la luz por la persiana mal cerrada… Pero ya no me molesta, es una forma de saber que otra vez he
                    
ganado al día y le espero despierto y con los puños cerrados pensando en
ir a coger el autobús de las ocho y cuarto..
                    
Salgo y me cruzo con la vecina y su puto perro salchicha, me mira como
si supiera algo que no se yo, como si
                    
acaso se acordara de todas y cada una de las palabras e insultos que
ayer por la noche me escucho decir antes
                     de colgar el
teléfono como siempre…Si pasara la noche jodiendo con su marido y no
se dedicara a escuchar tras
                     las paredes. No la miro a la cara; me da asco su perro y ella huele mal.
                    
En la calle llueve, como siempre, y  corro para perder otro día más el autobús de
las 8h15´, es del mismo color
                     que todos esos
sueños que nunca hice por cumplir ni cumpliré. Y con él te vuelvo a
perder. Imagino otra hora, otro
                     lugar y ningún autobús que perder. Pero también imagino donde quedaste a dormir anoche. De tu reflejo en esa sucia
                    
ventanilla  distingo parte de todas esas horas muertas que al igual que
yo debiste de pasar sin vivir ni dormir anoche.
                    Y se
hace difícil, se hace difícil saber por qué… Y se que tendré que
esperar a otro día , a otro autobús, para
                    
volver a verte, volver a verte tras esa ventanilla sucia, esperar a
otro lluvioso día gris , a otras horas muertas
                     sin poder levantarme de la cama. Y sabiendo, que a lo mejor, no será ni mañana, ni pasado, y que tal vez, sea demasiado
                    
tarde para comprender. Sobre todo, si se que volveré a perder el autobús
de las ocho y cuarto,  él que siempre
                     pierdo, aunque en él viajes Tú.

                                      

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mis Canciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s