Diario de un asesino

                                                             
                           Es tarde, y fue un día largo y duro…
 
                           Ahora me dispongo a cerrar los ojos , anestesiarme hasta dormir las horas necesarias hasta verlo todo
                           desde otra perspectiva, desde otro ángulo y convertirme en una persona normal, ¿Acaso he dejado de
                           serlo en algún momento?- me pregunto,,,No, no creo. Sin embargo se lo que pasará: me acuesto contigo
                           y me vuelvo a despertar sin ti: Oscuro objeto del deseo, sobre mi cama hay llantos, manchas, risas y
                           varias manos de más. Eras la victima perfecta. Miradas que sobran durante toda la noche. ¿Me recuerdas?
                           Soy el chico de ojos tristes que te saco a bailar, aún no había terminado el invierno y ya te prometía un verano
                           felíz: " Common baby", ven a mi, y te haré sonreír… El Ultimo viaje  programado hasta mi habitación, tu plato
                           preferido: la ensalada de pasta que nunca acabaste. No, no preguntes por mi si te dicen que nuncas jamás
                           regrese. Nunca es demasiado tiempo , nunca esperaré más por ti como ahora. -"All i want is you"-, eras la
                           presa perfecta, "- Ahora conduciré toda la noche," – me dije. No nos encontrarán, mi amor. Y así, con
                           nostalgia tipo despedida me deshice de ti anoche. Limpié mis manos de sangre en el mar, -" Jamás sabran más
                           de nosotros, amor.."- Solos, tu risa en mi cabeza, tu , y yo… Bienvenida, amor, tu dirigesté mi vida: Uno, dos ,
                           tres,,,y vuelta a empezar. Desde el día en que comenzó todo, sabiamos del final: vino, sangre y rosas… Y tu
                           plato preferido, esa terrible ensalada de pasta que nunca acabaste. Aún me empalmo pensando en ese momento.
                           Pero no recuerdo tu nombre, porque nunca te llame por él verdad,  princesa? Además, al final me mirabas,
                           como diciendo que no, que tú no..  Pero si, lo sabes bien… tu me elegistes a mi. Por eso, al final de todo tenías
                           la misma expresión que las demás: que la chica de ojos verdes; la primera que me dijo no, la misma que la
                           peluquera, o la de la vecina de casa de mi padre, o la de mi tía; hermana de mi madre…
                           Todas, todas me elegistéis a mi…
                          
                           Y sabéis morir tan bien…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos Cortos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s